20 de febrero de 2009

Un cómic es como una composición musical

Cuando alguien lee un cómic, puede llevarse, al menos, dos impresiones: que visualmente es bueno o malo, o que la historia es buena o mala. Cuando la historia es buena, el aspecto gráfico queda en segundo plano, y se valora la obra por el mensaje que transmite, como ocurre, como ejemplo más representativo, con "Maus" de Spiegelman. Pero, si la historia es mala, ya puede ser el dibujo todo lo maravilloso que uno quiera, que el lector acabará por olvidarlo, no más allá de una sucesión de cuadros sin mayor valor.

En la música pasa algo parecido. Por un lado está la "partitura", es decir, el guión musical; y por otro, está la técnica musical. Las canciones inolvidables son las que tienen una partitura perfectamente construida, sin fisuras. Desde algunas melodías clásicas, hasta alguna canción "pop", "rock", etc, de la actualidad, hay contados casos de una gran calidad compositiva.
Por otro lado está la gran calidad interpretativa, o un gran despliegue de recursos, con muchos músicos (como una orquesta), o con la ayuda de la tecnología. Por mucho que se intente "decorar" la composición, si esta no tiene "calidad", ésta no va a quedar en la memoria del oyente.
En cambio, una melodía bien construida, aunque tenga una pobre interpretación, será una canción bonita, y su partitura podrá ser vuelta a interpretar más adelante con mejores medios, aunque muchas veces, al comparar las versiones con el original, se pierde esa "originalidad" que tiene la obra primigenia. Sólo en muy contadas ocasiones, ha habido versiones mejores que las originales.

Ejemplos:

El Canon en D Mayor, de Johann Pachelbel, es una de las composiciones más utilizadas para otras melodías: "Rain and Tears", de Aphrodite's Child (primer grupo de Vangelis), "Go West" de Village People (y posteriormente Pet Shop Boys), "Don't Look Back in Anger" de Oasis, "C U When U Get There" de Coolio, "Christmas Canon" de la Trans-Siberian orchestra, "Graduation (Friends Forever) de Vitamin C, "Yatta" de Happa-tai, "Loving You Girl" de Norwegian band Opus X, o "No One" de Alicia Keys, con cuya canción ganó un Grammy.

Algunos artistas de pop-rock, aunque en algunos casos es reconocida su limitación interpretativa, como son el caso de Bob Dylan o Leonard Cohen, sin embargo, sus canciones son las más versioneadas, por su gran calidad compositiva. Los Beatles se llevan la palma, sin embargo, con grupo más versioneado.
Algunas de estas versiones, que se podrían considerar (según gustos) mejores que las originales:

"With a Little Help From My Friends", de The Beatles, versión de Joe Cocker.
"All Along The Watchtower", de Bob Dylan, versión de Jimy Hendrix.
"Hallelujah", de Leonard Cohen, versiones de K.D. Lang, y posteriormente de Jeff Buckley.
"You Are Always On My Mind", de Elvis Prestley, versionada por Pet Shop Boys.
"I Did It My Way", de Frank Sinatra, versioneada por Sex Pistols.
"Live and Let Die", de Wings (grupo de Paul McArtney", versioneada por Guns'n'Roses.
"You Really Got Me", de The Kinks, versionado por Van Halen.
"The Love Is All Around", de los Troggs, versioneada por Wet Wet Wet, R.E.M. y otros.
"De Alguna Manera", de Luis Eduardo Aute, versión de Joan Manuel Serrat.
(y paro, porque la lista sería muy larga...)

Y otro tipo de versión:

"Un vestido y una Flor", de Fito Páez, arreglado con violonchelo por Caetano Veloso. Desde que éste publicó su versión, Fito versionea a su versioneador...
Temas de Metallica, versioneados en el disco "Fade to Black" con instrumentos clásicos de cuerda, por los finlandeses Apocalyptica.
Por cierto, que me encantaría escuchar una versión de los Iron Maiden interpretando "Child In Time" de los Deep Purple...

El cine recurre mucho a este tipo de versiones (covers, en inglés), para facilitar la popularidad de sus estrenos en medios radiofónicos y televisivos.

Por ello, quiero hacer especial hincapie, en que hay que intentar hacer una historia de calidad. Porque historias mediocres o malas hay muchas, y todas pasarán desapercibidas, se perderán en el tiempo. Sólo las historias realmente buenas quedarán. No os preocupéis porque, ahora, no estén bien dibujadas. Eso se aprende con el tiempo, y, o bien, algún día, mejoraréis y podréis volver a retomar esa historia, o incluso mejorarla...

Igualmente, si no podemos crear una "gran" historia, podemos "adaptar" partes de libros que nos hayan gustado (intentando no caer en el plagio). Y si las editoriales se ponen las pilas, aquí hay un filón...

Calidad no falta. Faltan ideas.

(publicado en el blog "mangakado.blogspot.com")

A Carmen Cabello, Alfonso FR y otras 2 personas más les gusta esto.

0 comentarios:

Publicar un comentario